Saltar al contenido

Topos

El topo pertenece a la familia Talpidae, es un mamífero pequeño y lo podemos encontrar en cualquier lugar del mundo. Se les considera una plaga del jardín, pues son expertos en excavar y hacer túneles sin parar, viven generalmente bajo tierra y muy al contrario de lo que la gente cree, no son ciegos.

Son solitarios, buscan su alimento cavando túneles de hasta 30 centímetros debajo de la superficie y de un diámetro de 5 centímetros aproximadamente.

Características resaltantes de los topos

Estos animales sin visibles orejas, de pequeños ojos y de hocico puntiagudo y sin pelo, pueden llegar a crecer desde su hocico hasta el rabo unos 16 centímetros y si agregamos la cola, alcanzan una longitud de 20 centímetros, su peso oscila de 72 a 128 gramos.

Pueden detectar la luz a pesar de poca visión, tiene todo su cuerpo cubierto de pelo, tiene forma cilíndrica y su cuello es muy corto, los hay de color gris oscuro, marrón y negro.

Existen diversos tipos de topos, el más grande de todos es el Desmana moschata, el cual puede llegar a pesar unos 500 gramos y medir hasta 21 centímetros; por su parte el topo americano, es el más pequeño de su especie, escasamente pesa 10 gramos y mide 10 centímetros.

Para encontrar sus presas utilizan la punta de la nariz para oler muy bien y sensores de escaso movimiento, ya que tienen una visión muy reducida y además son daltónicos, sus patas les sirven para excavar, pues son muy fuertes y anchas, además tienen la morfología ideal para cavar, labor que realizan constantemente.

Topos una plaga que debes controlar

En las praderas, jardines, bosques, zonas urbanas, dunas de arena y cualquier lugar donde puedan cavar, allí encontraremos a este animal. No les gustan los suelos donde la vida vegetal no haga su aparición. Evitan vivir en zonas sísmicas y áreas montañosas, pues allí la tierra es mucho más dura y se les dificulta penetrar en su interior.

Los túneles que excavan los topos les sirven para todo, ya que se movilizan por carreteras subterráneas, cuentan con espacios especiales donde duermen y tienen un área disponible de parto. Además, poseen en las cámaras de los túneles sus cocinas, viven muy cómodamente, por lo visto.

Existen aproximadamente en todo el mundo 42 especies, no te extrañes si encuentras uno en tu jardín o si te vas de viaje y al empezar tu recorrido en la pradera, a lo lejos se asoma una pequeña y redonda cabeza, ahí están, por todos lados y es una plaga que debemos controlar. Son muy lindos y merecen vivir, pero en su hábitat o en lugares adecuados para ellos.

¿Cómo controlar los topos?

Una plaga agrícola es considerada por muchos, en otros lugares del planeta se trata de una especie protegida.

Son muchos los problemas que estos peludos ocasionan, entre los cuales están:

  • Contaminación con residuos del suelo al ensilado
  • Daños ocasionados en la maquinaria de uso agrícola
  • Debido a la alteración del suelo las plantas más jóvenes de dañan
  • Deterioro en los sistemas de drenaje
  • Daños en la tubería de agua
  • Alteración de los pastizales a causa de la tierra fresca que constantemente los cubre y reduce su rendimiento y tamaño.

Son capaces de perturbar la tranquilidad y estabilidad del ser humano, pues al excavar en el césped causan diversos problemas estéticos, ocasionando serias dificultades en la cotidianidad y desenvolvimiento diario de las personas.

Todo lo anterior nos indica que es prudente saber cómo controlar los topos, comprendiendo que, tanto para ellos como para nosotros, debe existir un espacio adecuado en este mundo y lo ideal es conservar y vivir en tranquilidad.

Es hora de aprender a prevenir los topos

Prevenir los topos en las zonas donde diariamente nos desenvolvemos es lo ideal, poder construir una casa o un jardín y no tener el temor de que estos animalitos vengan a arruinarlo todo con sus túneles, es lo que necesitamos. Ellos bien pueden vivir en un lugar apartado y que posea las condiciones idóneas para que al excavar no interfieran con nuestras actividades.

Los topos se pueden prevenir de varias formas, utilizando venenos o trampas. Aunque existen mucho interés por su piel de topo, la cual es utilizada y debidamente procesada para producir diversos productos textiles, específicamente ropa.

Por otra parte, el ricino es una planta conocida en este ámbito, pues sirve como repelente para alejar a los topos. Las sustancias tóxicas que contiene le resultan desagradables y de la cual se extrae hasta obtener un veneno que espanta y acaba con los topos.

¿Cómo anticiparnos en la proliferación de topos?

La idea no es esperar a ser invadidos por estos peludos y simpáticos animales, es importante anticiparnos en su proliferación, de ahí la importancia en conocer otras alternativas que nos ayuden en este ideal.

La arena de gatos, la harina de sangre y la fumigación de la madriguera, son otras opciones que bien vale la pena utilizar y si esto no es suficiente, en el mercado podemos encontrar dispositivos para captar y atrapar el topo directamente de su madriguera.

Existen lugares donde nos ofrecen asesoría para poder saber qué hacer en estos casos y si lo crees necesario busca su orientación.

¿Cómo erradicamos completamente los topos?

Si te estás preguntando ¿Cómo erradicar completamente los topos de tu jardín? Te diremos que solo existe una manera de terminar por completo con los topos, es usando una trampa especial y que, en definitiva, mata a este animal, o se podría atrapar y llevar a un sitio estratégico donde puedan vivir y no afecte nuestra rutina.

En su mayoría son letales las trampas de topos, todas tienen una misión matar. Aunque en ocasiones se ha intentado captura a estos animales vivos, es una tarea tremendamente difícil y con muy bajas expectativas.

Sin embargo, esta es una misión en la que se recomienda el manejo y conocimiento adecuado, razón suficiente para pensar en buscar ayuda con personal experto, quienes saben qué hacer en estos casos y resuelven lo que para nosotros resulta imposible y poco viable.

0/5 (0 Reviews)