Saltar al contenido

Cómo eliminar plagas de oruga de mariposa

Probablemente esta sea una de las plagas de insectos más bonita. Sin embargo, a pesar de sus alegres colores y su aspecto inofensivo, la oruga de mariposa puede causar bastantes daños en nuestros cultivos.

Por eso, si has apreciado la presencia de este insecto en tu huerto o jardín, es muy importante que sepas ante qué insecto te encuentras y las posibilidades que tienes de eliminarlo. Aquí te contamos cómo hacerlo.

Oruga
La oruga de mariposa es un insecto que se alimenta de las hojas de muchísimos cultivos, por lo que puede provocar grandes daños si no se controla la plaga a tiempo.

Plagas de mariposas y orugas

Esta es una de las principales plagas que pueden acudir a nuestro huerto, ya que se alimentan de numerosos cultivos como la col, la lechuga, las espinacas, el perejil, los tomates, los pimientos, etcétera.

La más conocida es la mariposa u oruga de la col, que se alimenta de las crucíferas. Es un insecto de tamaño mediano, con forma de gusano y unos pelos alrededor de su cuerpo y colores llamativos como amarillos y verdes, así como puntos negros.

Para saber si tenemos orugas de mariposa en nuestro huerto, debemos buscar pequeños agujeros en las hojas de las plantas. Generalmente suelen esconderse detrás de los tallos o en el envés de las hojas.

Además, suelen dejar algunas huellas de su paso por las plantas como sus excrementos. En cualquier caso, son animales vistosos y de un tamaño considerable como para identificarlos a simple vista.

Cómo eliminar las orugas de mariposa

Si hemos detectado la presencia de varias orugas en nuestra planta, debemos actuar cuanto antes. Al igual que el resto de plagas, la oruga de mariposa se reproduce con facilidad y, por tanto, cada día que perdamos hará la plaga más fuerte.

Aquí te dejamos algunos consejos para eliminarla:

Plaga de orugas
Es muy fácil identificar las orugas en nuestras plantas, ya que además de sus colores vistosos, suelen dejar sus excrementos en las hojas y pequeños agujeros que resultan de sus mordeduras.
  1. Puede que parezca muy obvio, pero es importante que tomes en consideración esta opción. En ocasiones tan solo tenemos unos pocos ejemplares de orugas, por lo que la decisión más acertada y lo más fácil es que las elimines manualmente y se las ofrezcas de alimento a otros animales o las mates. El proceso de reproducción de la oruga es más lento que el de otras plagas, por lo que no es ninguna locura hacer esto.
  2. Por otra parte, si encuentras huevos en el envés de las hojas de tu planta, aplástalos.
  3. Otro método de control físico es colocar trampas cromáticas, pero ten cuidado porque podrías atrapar a otros insectos que no provoquen ningún daño en tu planta. También puedes optar por trampas de feromona para capturarlas.
  4. Poner una malla o mosquitera sobre los cultivos también evita que las mariposas se posen. No hay que olvidar que esta oruga es, al fin y al cabo, una fase precedente a la mariposa.
  5. Elimina cualquier tipo de malas hierbas o maleza para que no se queden escondidas en ellas.
  6. En cuanto a los métodos biológicos, puedes llamar la atención de insectos y pájaros que son sus depredadores naturales, como las abejas, las avispas, las arañas, las hormigas, los escarabajos y varios tipos de aves. Para atraerlos, coloca casitas para que se queden contigo o cultiva algunos productos que llaman su atención, como la lavanda, el romero, la salvia o cualquier planta con flores.
  7. Por otra parte, uno de los tratamientos más utilizados y permitidos en la agricultura ecológica es el uso de bacillus thurigiensis.
  8. Por último, el aceite de nim o neem es un buen repelente para numerosas plagas, entre ellas, también la plaga de oruga de mariposa.
0/5 (0 Reviews)