Saltar al contenido

Las plagas más habituales: hormigas

Todos las hemos visto alguna vez. En el parque, en el jardín, en el huerto o incluso, en el interior de nuestros hogares. Las hormigas son unos insectos muy comunes que poseen sin embargo algunas características que las hacen ser una especie única.

Son insectos hipersociales que viven en grandísimas comunidades desde las cuales trabajan ordenadamente cooperando por su supervivencia. Son formícidos y pertenecen al orden de los himenópteros.

A menudo se confunden con las termitas, sobre todo cuando entran en casa, pero las hormigas tienen una cinturita estrecha entre el abdomen y el tórax, algo que no presentan las termitas. Además, las hormigas tienen antenas articuladas en la cabeza y poderosas mandíbulas.

¿Dónde residen?

Las hormigas son tradicionalmente animales propios de climas tropicales, pero no nos engañemos. Hay más de 10.000 especies de este insecto, por lo que en los lugares con temperaturas medianamente suaves o calurosas, suele ser un animal que nunca falta, hasta llegar a colonizar prácticamente todas las zonas del planeta, con la única excepción de los lugares con climas más extremos.

Hormigas caminando
Las hormigas son animales sociales que viven en colonias.

Las hormigas viven en colonias que inusualmente cuentan con una docena de individuos, aunque lo habitual en lugares más alejados de núcleos humanos es que cuenten con cientos o miles de ejemplares, e incluso millones en algunos casos.

Las plagas de hormigas

No es de extrañar que, si vivimos en una zona cercana a la naturaleza, alguna vez en nuestra vida suframos una plaga de hormigas. Como ya sabrás, estos pequeños insectos realizan sus metrópolis en miniatura en el subsuelo, creando lo que conocemos como hormigueros. En ellos, la vida frenética nunca cesa. Por eso, si una colonia decide comenzar su nido muy cerca de nuestros suelos, paredes, puertas y ventanas, tenemos más probabilidades de encontrarlas merodeando.

  • Encontrar unos pocos individuos en el jardín no debería ser un problema, pero a veces una pequeña comunidad puede convertirse en una plaga que no transita solo por el suelo, sino también por sillas, mesas e incluso tu propio cuerpo. Además, en caso de que tengas plantas en parterres, también puede haber alguna despistada que inicie el nido en su interior.
  • Mano llena de hormigas
    Las plagas de hormigas pueden aparecer en viviendas, jardines, huertos o incluso macetas.

    En realidad, están en cualquier tipo de plantas, por ejemplo, también las de huerto. Estas, además, cuentan con el añadido de proveerlas de alimento, por lo que son aún más jugosas para ellas.

  • El verdadero problema, sin duda, es encontrarlas en casa, y lo más común en estos casos es que visiten la cocina o en el comedor, ya que si entran es porque saben que van a poder encontrar pequeñas miguitas o trozos de alimento que pueden transportar a su hormiguero para rellenar su suculento almacén de comida. Recuerda que sus nidos no solo están situados en el césped, sino también bajo los adoquines, en los huecos entre paredes o entre la pared y el suelo.
  • En muchos casos, sin embargo, puedes encontrar hormigas voladoras en viviendas. No se trata de otra especie, sino de las reinas del grupo. Se les conoce como alúas. Cuando llega el cambio de temporada, especialmente al finalizar el verano, las reinas desarrollan sus alas y buscan nuevos asentamientos para el hormiguero para poder pasar el invierno. ¿Y por qué las vemos siempre después de las primeras lluvias? La respuesta es sencilla, aprovechan este momento en que el terreno es más blando para excavar fácilmente el hormiguero. Aunque las veas en masa, es su ciclo natural, y solo durará unos días. Sin embargo, en algunas zonas las plagas de esta hormiga han hecho vivir a los de nuestra especie verdaderas pesadillas, como en este reciente caso en un bar de Torremolinos, Málaga.

Cómo acabar con las plagas de hormigas

Si quieres saber cómo eliminar las hormigas, lo primero que tienes que saber es cómo prevenir su aparición. Te vamos a explicar cómo acabar con las hormigas no deseadas de tu hogar, así que presta atención a los siguientes puntos.

  1. ¿Tienes las puertas abiertas para ellas? Probablemente te parezca una obviedad contestar que no, pero en muchos casos no somos tan cuidadosos. Las puertas, las ventanas, los agujeros en las paredes o en el suelo, son algunos de sus puntos de entrada más habituales. Si vives en una zona de campo o bosque, recuerda instalar mosquiteras en puertas y ventanas, poner rejillas de agujeros pequeños en las salidas de las chimeneas y en definitiva, sellar todos los posibles sitios de entrada utilizando silicona si es necesario.
  2. Utiliza repelentes para hormigas. Existen venenos y polvos químicos que actúan de barrera para las hormigas y que puedes encontrar en muchos supermercados o ferreterías. Por ejemplo, tierra de diatomeas o sal, que tiene un efecto secante en ellas. Puedes esparcirla en zonas de límite entre tu hogar y la calle, como marcos de ventanas, bordes de puertas, etc. Otra sustancia tóxica es el ácido bórico, que si mezclas con azúcar, quedará establecido como una trampa. En cualquier caso, recuerda que son sustancias perjudiciales tanto para los humanos como para las mascotas, por lo que debes leer bien sus instrucciones de uso y utilizarlas con precaución.
  3. Si solo tienes unas pocas, cuando las veas dentro de casa puedes pulverizarlas con una mezcla de agua y jabón que resulta tóxica para ellas.
    Hormiga encima de la mesa
    Existen diferentes métodos para eliminar las plagas de hormigas.
  4. Otros métodos caseros son el champú antipiojos, el detergente líquido, polvos de talco, vinagre o incluso esparciendo granos de arroz en las zonas cercanas a sus hormigueros. Este último método tardará varios días en hacer efecto, ya que las hormigas tienen que transportarlos al interior del hormiguero y comerlos, puesto que resultan venenosos para ellas.
  5. Las plantas que funcionan como repelente natural son la lavanda, el orégano o la pimienta roja, así como los posos de café.

Recuerda que ver uno o dos ejemplares ocasionalmente en tu vivienda si está situada en una zona exterior o tienes constantemente puertas o ventanas abiertas no es un indicador de plaga, pero en caso de sufrir una, ahora ya sabes cómo exterminar estas plagas de hormigas.

5/5 (1 Review)