Saltar al contenido

Plagas bajo tierra: los gusanos

Es uno de los insectos más fáciles de identificar: su presencia salta a la vista porque, además de los destrozos que suelen dejar huella en tus plantas, sus cuerpos se mueven con lentitud por los lugares que atacan.

Son los gusanos, pequeños depredadores de hojas que pueden hacer mucho daño en tu jardín o huerto. Aquí aprenderás todo sobre este animal y cómo puedes deshacerte de él para siempre.

Gusanos
Los gusanos viven bajo tierra y pueden causar graves daños en las raíces y los tallos de nuestras plantas.

Una vida bajo tierra

Los gusanos son una de las plagas más comunes en numerosas plantas. Aunque hay numerosas especies, las que más suelen aparecer en cultivos hortícolas son los gusanos blancos (Anoxia villosa) y los gusanos de alambre (Agriotes lineatus). Ambos afectan a las plantas con bulbos así como a los tubérculos y a algunas plantas de jardín.

Son de diferentes tamaños, cuerpo redondeado y sin extremidades. Viven en el interior de la tierra, por lo que es muy difícil proteger a las plantas de sus ataques. Normalmente, los gusanos suelen aparecer durante la primavera y el otoño, aunque pueden hacerlo en cualquier momento.

Para poder identificarlos tenemos que atender a los daños que producen en las plantas: hojas amarillentas, incluso marchitas, gusanos entre las raíces, o agujeros en ellas y en la parte más baja de los tallos o incluso los frutos.

El gusano gris

Uno de los gusanos más comunes que bien merece un apartado aparte es el gusano gris. Agrupa a las especies Agrotis segetum y Noctua prónuba, que actúan de noche ya que durante el día permanecen ocultos en el suelo.

Es por ello que son la especie más difícil de advertir, si bien podemos buscar rastros de su presencia en los tallos de las plantas, ya que, a diferencia del resto de especies, se alimentan de ellos hasta conseguir secar a las plantas por completo.

Cómo eliminar las plagas de gusanos

Los gusanos son plagas fáciles de advertir, pero pueden causar graves daños en nuestras plantas si no nos damos cuenta a tiempo.

Por eso, recomendamos actuar en prevención si aún no los tenemos. Revisa que tus plantas estén bien cuidadas y reciben todo lo necesario: poda a tiempo, eliminar la maleza y las ramas y hojas muertas o secas, riego suficiente pero no excesivo, nutrientes necesarios, etcétera.

Si a pesar de todo aparecen, recuerda que cuanto antes trabajes en solucionar el problema, más probabilidades de éxito tienes. Aquí te dejamos algunos remedios efectivos para eliminar a los gusanos:

Ave depredadora
Las aves son los principales depredadores de los gusanos. Pequeños gestos como colocar casitas en los árboles o dejar cuencos con agua puede atraer a numerosos pájaros hasta nuestra tierra.
  • Como siempre, ya sabes que puedes buscar insecticidas químicos de venta en tiendas especializadas o de agrojardinería, así como en viveros. Sin embargo, nunca recomendamos esta opción efusivamente porque puede dañar tanto a la planta como a otros microorganismos y, en general, estos productos contienen sustancias tóxicas que pueden afectar también al entorno donde se encuentran. Por eso, si tienes una plaga verdaderamente grande, te recomendamos contactar con un especialista.
  • Para casos menores, tenemos muchas opciones. La más utilizada y una de las más eficaces con buena relación resultado-precio es la bacteria Bacillus thuringiensis. Esta bacteria también se vende en este tipo de tiendas, y con un simple espolvoreo en la tierra de las plantas afectadas, conseguirás que los gusanos se marchen. Se trata de un tratamiento de control biológico que acaba tanto con las orugas de mariposa como con los gusanos.
  • En cuanto a métodos caseros y naturales podemos hacer dos cosas. En primer lugar, utilizar las cáscaras de huevo. Sí, así de sencillo. Si las guardas cuando uses los huevos en la cocina, puedes trocearlas y esparcerlas por la tierra. Es tanto un buen abono para tus plantas como un buen repelente para gusanos.
  • Otro método es el ajo. Este alimento se utiliza como repelente en infusión para muchísimas plagas, y con esta también funciona. Puedes hervir varias cabezas de ajo y utilizar el agua para pulverizarlo sobre la tierra y los tallos, o puedes trocear algunos dientes y dejarlos en la tierra de la zona afectada.
  • Por último, recuerda que los gusanos son alimento apetecible para algunas especies, especialmente de aves. Si consigues que tu zona de huerto o tu jardín sea un lugar seguro y cómodo para ellas, seguramente se queden y mantengan controlada la población de gusanos. Una buena idea es colocar cajas nido o pequeñas casitas en los árboles, así como dejar las migas que te sobren o poner pequeños cuencos con agua.
0/5 (0 Reviews)