Saltar al contenido

Garrapatas: ácaros de sangre caliente

Si hemos oído hablar de ellas es, sin duda, gracias a nuestras mascotas. Gatos y perros suelen ser los objetivos de estos pequeños insectos, aunque a las garrapatas también les gusta la sangre de los seres humanos.

Una plaga puede ser un auténtico problema tanto para nosotros como para nuestros peludos amigos, y por eso es importante conocerlas bien y saber qué hacer frente a una plaga de garrapatas o cómo actuar ante su picadura. Te contamos todo sobre ellas.

garrapatas
Las garrapatas aumentan de tamaño al alimentarse de la sangre humana o de animales.

Los parásitos más comunes

Así es, las garrapatas son un tipo de parásito externo perteneciente a la familia de los arácnidos, como las arañas y escorpiones, que se alimenta de la sangre de animales y humanos, especialmente la de ovejas, perros y conejos, es decir, animales con bastante pelo donde pueden permanecer ocultas chupando y pasar desapercibidas.

Esto último logran hacerlo debido a que su picadura no duele, pica o escuece, por lo que muchas veces no nos damos cuenta de que la tenemos. Generalmente, permanecen ocultas en los arbustos y hierbajos, boca arriba, con las patas hacia arriba esperando a que algún ser de sangre caliente pase junto a ella para engancharse en sus cabellos.

Su tamaño varía de los 3 milímetros a 1 centímetro aproximadamente, según el sexo, su estado de madurez y sobre todo, la cantidad de sangre que haya ingerido de su inquilino.

Las plagas de garrapatas

Existen más de 800 tipos diferentes de garrapatas, la mayoría de ellos inofensivos. Sin embargo, algunas de estas especies pueden transmitir distintas enfermedades. Por eso, un solo ejemplar supone un peligro que hay que evitar, mucho más cuando hablamos de plagas de garrapatas.

Una plaga suele aparecer cuando hay más frondosidad en la vegetación, por ejemplo en un verano posterior a un periodo de fuertes lluvias. De hecho, se ha alertado de alguna plaga en España que afectaría a ciudades y entornos rurales, aunque las garrapatas siempre sienten predilección por casas de planta baja con jardín, pero recuerda que también puede haber plagas en los parques o jardines públicos, y por supuesto, en el campo.

Garrapata sobre hoja
Las garrapatas suelen habitar en la hierba o las hojas de las plantas, esperando a que pase algún animal al que pegarse.

 

Las picaduras y la enfermedad de Lyme

Habitualmente, las garrapatas se esconden entre los cabellos del perro para guarecerse mientras pican y extraen la sangre del animal. Por eso, debemos revisarlos a menudo para comprobar si las tienen.

Una infección por garrapatas en perros puede ser muy grave, por lo que lo mejor es quitarlas en cuanto las veamos. Eso sí, no vale cualquier forma para quitar la garrapata, ya que si al quitar el cuerpo queda la cabeza, no provocamos ningún efecto, sino todo lo contrario.

Por eso, generalmente la mejor manera es quitarlas con pinzas específicas de garrapatas o con pinzas de depilar, apretar en el cuerpo del insecto y girar mientras se extrae para sacar al animal entero.

Una vez se haya extraído, debemos quemar o aplastar a la garrapata con algún objeto sólido para asegurarnos de que ha muerto, puesto que muchas veces se comete el error de tirarlas a la basura o por el desagüe, por lo que la garrapata puede volver.

El método es similar al del ser humano, aunque si encontramos una garrapata en nuestro cuerpo, probablemente hayamos contraído la enfermedad de Lyme:

  • La saliva de las garrapatas contiene la bacteria Borrelia, responsable de la enfermedad de Lyme.
    Esta enfermedad infecciosa afecta a diferentes órganos, como la piel, las articulaciones y también al conjunto del sistema nervioso.
  • Los síntomas son difíciles de clasificar, pero básicamente responden a un grave malestar que incluye dolor intenso en la zona, fiebre, dolores articulares o musculares, debilidad, dolor de cabeza, inflamación de ganglios, rigidez en el cuello, náuseas, vómitos o diarrea. En definitiva, síntomas similares a los de la gripe.
  • Hay una cura basada en el uso de antibióticos, que también puede recetarse como método preventivo si la garrapata ha estado instalada varios días en el cuerpo.
  • Además de la peligrosa enfermedad de Lyme, las garrapatas pueden transmitir también la fiebre botonosa, el tibola u otras menos frecuentes.
  • En el caso del perro, no debería tener ningún tipo de reacción si extraes correctamente la garrapata, pero si notas algunos síntomas extraños, consulta a tu veterinario de confianza inmediatamente.

¿Qué hacer en caso de picadura?

  • En primer lugar, no aplique ningún producto sobre la piel que utilice con cualquier otro insecto.
  • Elimine las garrapatas que haya encontrado asegurándose de haberlas matado.
  • Desinfecte la herida con alcohol.
  • Unas horas después, aparecerá una pequeña roncha roja, que es la reacción normal a la saliva de la garrapata.
  • Sin embargo, debe consultar a su médico si cree que tiene la enfermedad de Lyme o presenta algunos de los síntomas citados anteriormente. En cualquier caso, para asegurarse, visite a su médico si la mancha no desaperece o se expande rápidamente a otras zonas del cuerpo.
Garrapata en pinza
Para retirar las garrapatas es ideal hacerlo con pinzas de depilar o específicas para garrapatas. Extrae el cuerpo completo girando antes de retirar para evitar que la cabeza se separe del cuerpo.

Cómo prevenir la picadura de la garrapata

Por supuesto, ahora que sabes toda esta información, es mucho mejor prevenir que curar. Por eso, te recomendamos que durante tus estancias o paseos por el bosque, el campo o zonas con arbustos y forraje, utilices pantalones largos y zapatos cerrados, y si el tiempo lo permite, también manga larga.

En caso contrario, puedes utilizar repelente para garrapatas para aplicarlo en las zonas de la piel que queden descubiertas, pero siempre leyendo primero el prospecto para evitar utilizarlo en zonas donde puede tener una reacción tóxica.

En casa, lo mejor es cortar el césped habitualmente y revisar a los niños y a las mascotas con asiduidad.

Cómo eliminar las garrapatas

  • Por supuesto, la limpieza es fundamental. Mantén tu jardín limpio y recortado para que las garrapatas no quieran quedarse mucho tiempo.
  • Existen numerosos productos para su eliminación, como líquido para garrapatas, veneno para garrapatas o insecticida para garrapatas. Los más efectivos y a la vez menos tóxicos son los que contienen el principio de piretrinas. Para fumigar el jardín, evita que estén presentes las mascotas y los niños durante las horas siguientes, y utiliza una mezcla con agua en proporción de 1 centímetro cúbico de producto por cada litro de agua.
  • En perros, intenta mantener el pelo limpio y corto, y si ves que tiene alguna infección o más ejemplares de los deseados, existen productos con veneno para garrapatas en perros. Se venden en spray, en líquido o incluso en champú. Lo mejor es que consultes a tu veterinario ya que depende de la edad y el tipo de perro, hay cosas más o menos efectivas. Nosotros te recomendamos que primero las extraigas manualmente y después utilices el producto.
  • Si prefieres remedios caseros para eliminar garrapatas, prueba con un repelente natural a base de romero y canela. Mezcla unas 7-10 gotas de cada aceite esencial en un frasco y aplícalo en spray sobre las zonas habituales, ya sea el pelo del perro o tu propia piel antes de salir a dar un paseo. Algo similar sucede con el aceite esencial de geranio de rosa. Por otra parte, puedes hervir cáscara de limón y de naranja y utilizar el agua como repelente.
0/5 (0 Reviews)