Saltar al contenido

Plagas dulces: insectos en tus cítricos

¿Quién no ha deseado tener uno de estos árboles en su jardín? No solo por la riqueza y el sabor de sus frutos, sino también porque quedan muy bien en cualquier huerto o terraza y aportan un toque de color naranja.

La familia de los cítricos son unos de los frutales más utilizados entre aquellos que se lanzan a comprar o plantar su primer árbol frutal. De hecho, incluso existen variedades puramente ornamentales cuyo fruto no es comestible.

Aunque su cultivo es fácil como verás a continuación, también puede ser portador de insectos perjudiciales que forman plagas entre sus ramas y hojas. Aquí aprenderás cuáles son y cómo eliminar las plagas de los cítricos.

Cítricos
Los cítricos son una especie de árboles que componen los naranjos, los limoneros, los mandarinos, los pomelos y las limas, entre otros.

La citricultura, muy extendida en el mundo

¿Quién no ha deseado un buen zumo de naranja en un día de frío? El altísimo consumo de los frutos de los cítricos ha provocado que se extienda su cultivo a numerosas zonas del mundo.

Llamamos cítricos a las especies pertenecientes al género subtropical citrus, formado por la lima, el limonero, el naranjo en sus diversas variedades, el pomelo y el mandarino. Este tipo de cultivo proporciona frutos muy utilizados en gastronomía y además, su cultivo es muy sencillo.

Sus frutos son fuentes de vitamina C en gran cantidad, por lo que es un alimento que forma parte de la dieta mediterránea y muy recomendado para prevenir resfriados.

Prevención de plagas

Para evitar la formación de plagas y enfermedades en nuestros cítricos, es muy importante que pongamos toda la atención en su cuidado, pues un árbol menos sano es más susceptible a albergar plagas de insectos perjudiciales en su interior.

Aquí te damos algunos consejos para cultivarlo adecuadamente sin carencias:

Mandarinas
Los frutos de los cítricos son muy ricos en vitamina C, pero para conseguir una buena cosecha es necesario que prestemos atención a realizar un cuidado correcto durante cada una de sus fases.
  • Los cítricos en general no son muy exigentes en cuanto al suelo sobre el que se asientan. Sin embargo, una condición fundamental del suelo es que tenga una buena aireación, es decir, que no sea muy arcilloso. De ser así, el fruto que da el cítrico es de menor calidad, ya que posee una piel más gruesa y da un zumo menos dulce y en menor cantidad.
  • El exceso de agua en su riego nunca es una buena idea. Evidentemente, la sequía tampoco, por lo que lo ideal es que compruebes siempre la tierra antes de regarlos para evitar regarlo cuando aún está muy húmedo. En caso de que se produzcan estancamientos, aumenta el riesgo de que se produzcan podredumbres, asfixia o agrietamiento de la corteza (una enfermedad conocida como gomosis). Lo habitual es utilizar el riego por goteo.
  • En cuanto a los fertilizantes, nunca deben ser excesivos. Ten en cuenta que conforme pasen los años las necesidades de nutrientes aumentan. Lo ideal sería aportar lo necesario en cada estación, por ejemplo, el fósforo, potasio y nitrógeno en primavera, los nutrientes en verano para promover una absorción más rápida. Las necesidades anuales por árbol son aproximadamente unos 600 gramos de nitrógeno, 150 de fósforo y 300 de potasio.
  • Es muy importante que elimines las malas hierbas alrededor de los árboles para evitar que compitan con los cítricos que sí quieres tener en tu jardín.
  • En el caso de los cítricos, se recurre a la poda lo menos posible, ya que se eliminan reservas naturales del árbol. Generalmente, se suelen plantar en otoño, y si bien la poda no es indispensable todos los años, cuando se hace, se hace ligera. No se recomienda, eso sí, que pasen más de 3 años sin podar.

Plagas de los cítricos

  • Son varios los ácaros que atacan a las distintas especies de cítricos. Destacan la araña roja o el ácaro rojo. Generalmente tienen un tamaño muy diminuto de entre 0,3 milímetros y 0,6 milímetros, y presentan una forma ovalada. El ácaro rojo ataca a todos los cítricos, mientras que la araña roja tiene preferencia por los clementinos, en los que puede provocar graves defoliaciones o caídas de las hojas.
  • El piojo rojo o piojo de California es una especie de cochinilla de color rojizo que atacan al fruto. Se alimentan del tejido vegetal, por lo que producen manchas cloróticas. Las hojas tampoco se libra, ya que en muchas ocasiones amarillean y caen.
  • El pulgón también ataca los cítricos. Succiona la savia produciendo el enrollamiento de las hojas. Debilita las partes del árbol que se encuentran en su fase de crecimiento y disminuyen su capacidad de hacer la fotosíntesis. Suelen atacar las partes tiernas como los brotes o las hojas jóvenes, así como las flores en desarrollo.
  • La mosca blanca tiene un color amarillento. Este insecto forma plagas alrededor de las hojas y debilita los brotes. Además facilita la entrada de otras plagas de insectos como las cochinillas y los ácaros.
  • Los trips son unos pequeños insectos de color negro con un tamaño que varía entre 1,5 milímetros y 2 milímetros. Las hembras suelen depositar sus huevos en las flores de los árboles, y cuando estos eclosionan, se alimentan de ellas. Son especialmente dañinos en naranjos.
  • Otro insecto común en los cítricos es la mosca de la fruta, también llamada mosca del Mediterráneo. La hembra pica sobre el fruto para poner los huevos, por lo que deja vía libre a la entrada de hongos y bacterias que pueden llegar a descomponer la pulpa. Esto provoca que el fruto no llegue a madurar o que caiga, lo que supone una disminución de la cosecha.
  • El insecto conocido como minador es una especie de mariposa blanca que pone los huevos en el interior de la hoja, por lo que realiza daños en su epidermis y una vez que los huevos dan lugar a larvas, estas se alimentan de las hojas. En ocasiones también se alimentan de pequeños frutos causando la pérdida de vigor del árbol.
  • Por último, un insecto muy parecido al pulgón de color verde oscuro es la psila africana. Se alimentan de las hojas y provocan abultamientos y retorcimientos en las hojas, lo que como consecuencia conlleva el debilitamiento del árbol.

Además de estas plagas de insectos, otros animales que pueden dañar a tu árbol en menor medida son los roedores, los conejos o las aves. En estos casos lo más sencillo es espantarlos si se trata solo de un ejemplar.

En cualquier caso existen medidas más específicas para eliminar las plagas de roedores, las plagas de conejos o las plagas de palomas.

Evitar las plagas
La mejor manera de evitar plagas en trabajar en la prevención, pero si ya has llegado tarde, puedes recurrir a trampas pegajosas para evitar que los insectos lleguen a su destino.

Cómo eliminar las plagas en cítricos

  1. Como sabrás, existen insecticidas específicos según la plaga de insectos que encuentres en tus cítricos. Sin embargo, te recomendamos que los utilices lo menos posible, ya que puedes dañar a otros organismos beneficiosos para tus árboles que además sean depredadores naturales de muchas de las plagas de los cítricos. En caso de que te encuentres ante una plaga fuerte de cualquier insecto y no tengas más remedio que acudir en busca de insecticidas, puedes encontrarlos en tiendas de agrojardinería y de venta de fitosanitarios. En cualquier caso, para evitar la resistencia a los pesticidas, nunca los utilices de manera preventiva, sino solo para solucionar un problema.
  2. Puedes colocar trampas pegajosas de venta en estos mismos establecimientos comerciales o hacerlas tú mismo. El color amarillo siempre resulta muy llamativo entre los insectos, por lo que si colocas cinta adhesiva amarilla en la parte baja del tronco, muchos de los insectos quedarán pegados y no podrán avanzar hasta la parte de las ramas y las hojas. Eso sí, intenta evitar el contacto de la cinta pegajosa con el árbol, por lo que puedes poner algún vinilo entre medias.
  3. También existen aceites minerales de aplicación en el árbol que previenen la aparición de plagas como la cochinilla y la araña roja.
  4. En el caso de los trips hay numerosos métodos específicos para su control y eliminación, al igual que sucede con la araña roja.
  5. Por último, recuerda trabajar activamente en la prevención de las plagas cuidando correctamente a tu árbol.
1/5 (1 Review)