Saltar al contenido

La araña roja: el ácaro polífago

Es el ácaro que afecta a la mayor cantidad de cultivos. Si alguna vez has tenido tu propio huerto o has plantado alguna hortaliza en una maceta de tu jardín, seguramente la conoces.

La araña roja es un ácaro presente en numerosas plantas de cultivo, llegando a formar verdaderas plagas en torno a ellas que pueden minar su salud o causarles verdaderos daños. Aprende qué es y cómo combatirla. Te lo contamos todo.

Cómo eliminar la araña roja
La araña roja es un ácaro que perjudica a numerosos cultivos hortofrutícolas.

Un ácaro polífago

Así es, la conocida como araña roja no es más que un ácaro. Recibe ese nombre por su capacidad de tejer telarañas, pero no pertenece al grupo de los arácnidos.

Afecta a un gran número de especies precisamente por su carácter polífago, es decir, encuentra en muchísimas plantas su alimento perfecto. Algunos de los cultivos que afecta son los de la berenjena, el calabacín, la judía, el pimiento o el tomate, o frutas como el melón y la sandía.

Es una especie que se encuentra presente en muchísimas zonas de España, especialmente entre aquellas que cuentan con un clima de características más suaves o cálidas.

Por ejemplo, la costa del Mediterráneo, los archipiélagos canarios, la zona de Andalucía o el interior de Extremadura. Tienen un tamaño de unos 0,5 milímetros de largo y 0,30 de ancho. Aunque su color puede variar entre verde, amarilla o el más común, rojo anaranjado, la podrás identificar porque siempre tiene dos manchas oscuras en el lateral del tórax.

La plaga de arañas rojas

Con la llegada del calor, este ácaro aumenta su presencia en muchísimas especies de cultivo, lo que hace que al subir las temperaturas, la mayoría de agricultores esperen su temida aparición.

El problema principal es que la araña roja, como la mayoría de insectos, se reproduce con bastante facilidad y rapidez. Esto provoca que su impacto sobre los cultivos sea mayor, y por tanto, puedan llegar a devorar cultivos enteros en unos pocos días.

Para poder apreciarla en las plantas, debido a su diminuto tamaño, debemos buscar un pequeño puntito en las hojas que se va desplazando de un lado a otro. En cualquier caso, si quieres comprobar que realmente se trata de una araña roja, necesitarás una lupa.

De ese modo también podrás ver los huevos depositados sobre ellas. Evidentemente, si te enfrentas a una verdadera plaga, ese puntito diminuto que aparece en la hoja se transforma en una mancha más grande.

¿Qué daños puede causar?

Como hemos dicho anteriormente, el problema que causa la araña roja se debe a su forma de alimentación.

Cómo identificar las plagas
Aunque son de tamaño diminuto, podrás identificar la plaga de araña roja como unos pequeños puntitos de color marrón rojizo que se mueven por las hojas.
  • Para extraer los nutrientes de las hojas, inserta en ella sus estiletes y succiona el contenido de algunas células. De ese modo, dichas células mueren al ser vaciadas y dejan en su lugar una mancha en la hoja causando problemas de disminución de actividad fotosintética en la planta así como de transpiración.
  • Además, si la infección se causa en un momento de altas temperaturas o sequía -algo habitual teniendo en cuenta que la araña roja ataca con altas temperaturas- también viene acompañada de defoliación grave. Esto se traduce en una disminución de la producción de flores y, por ende, también de los futuros frutos.
  • En algunas ocasiones, la araña roja ataca directamente al fruto, por lo que produce manchas bastante visibles que pueden hacernos desecharlos con su consecuente pérdida económica.

¿A qué cultivos ataca?

Si tienes un huerto, tienes muchas probabilidades de que aparezca la araña roja entre sus hojas o frutos. Esto se debe a que por su carácter polífago, la araña roja ataca a una gran cantidad de cultivos. Aquí encontrarás los principales:

  • Cítricos: el limonero y el clementino son las especies de cítricos más afectadas por esta plaga. En este caso, la araña roja se alimenta tanto de la hoja como del fruto, causando decoloración y desecación en el primer caso y  manchas difusas en el segundo. En casos graves puede provocar la defoliación o caída total de las hojas del árbol.
  • Cultivos hortícolas: se alimentan de las hojas dejando unas manchas amarillentas. Suelen aparecer en la fase intermedia entre la floración y el cuajado.
  • Maíz o soja: las hojas van clareándose al principio hasta tornarse a colores marrones, signo de que la plaga de ácaros se está dispersando.
  • Vid: en uva de mesa suele causar los mayores perjuicios durante la fase de brotación. Retrasan el desarrollo de la planta disminuyendo la producción y la calidad de la cosecha.
Daños en cultivos
La soja es uno de los principales cultivos que ataca la araña roja.

Cómo eliminar a la araña roja

Eliminar a este ácaro puede ser difícil si se encuentra en una gran cantidad, por lo que es importante coger la infección a tiempo. Aquí te explicamos algunos pasos para eliminar eficazmente la araña roja de tus cultivos.

  1. El hummus de lombriz parece ser una de las soluciones más eficaces para eliminar plagas en muchos cultivos. Prueba con soluciones líquidas de hummus de lombiz que puedes encontrar en tiendas de fitosanitarios y jardinería. Lo mejor es que cuando uno de los ácaros se contagie, contagiará a los demás en breve.
  2. Por supuesto, hay pesticidas e insecticidas en el mercado, pero la plaga de araña roja es bastante resistente a ellos. Además, tienes que tener en cuenta el impacto en el medio ambiente de estos productos debido a su alta toxicidad.
  3. Por otra parte, también podemos encontrar en este tipo de establecimiento soluciones de aplicaciones de azufre que perjudican a estos ácaros debido a los gases que suelta en momentos de altas temperaturas. Sin embargo, deberás utilizarlo solo cuando te enfrentes a una fuerte plaga, ya que su uso continuado puede llegar a inhibir el crecimiento de otros microorganismos que sí son beneficiosos. Esto incluye a los enemigos naturales de las plagas.
  4. Precisamente en esto último tienes un buen filón. Los depredadores naturales, como el amblyseius, son muy eficaces en el control de plagas. En el caso de la araña roja, sin embargo, deberás combinarlo con algún otro, ya que cuando va desapareciendo la población de araña roja, el amblyseius muere y deja unos pocos ejemplares del ácaro que pueden volver a reproducirse.
  5. Un remedio natural eficaz es realizar una solución casera de ajo. Puedes hervir varias cabezas de ajo y utilizar el agua resultante como pulverizador sobre las hojas y frutos infectados. También puedes añadirle una cebolla o un par de guindillas. También funciona la solución de agua y jabón aplicada en spray sobre las plantas enfermas.

Prevención de plagas

Por último, recuerda que es muy importante que trabajes en la prevención de la araña roja. Para eso, deberás tener una planta completamente sana. Aquí te contamos algunos truquillos para ello:

Aceites esenciales
La mejor manera de combatir una plaga es trabajar en su prevención. El aceite esencial de ortiga o de nim son buenos aliados para evitar la aparición de la araña roja.
  • Limpia asiduamente las malas hierbas, ya que sirven de guarida para las arañas antes de saltar a la planta objetivo.
  • No abuses de fertilizantes, podrían dañar a la planta.
  • Abusar de los insecticidas tampoco es una buena idea, ya que podrías matar por error a los microorganismos que combaten naturalmente las plagas.
  • El aceite de nim y de ortiga también ha demostrado su efecto preventivo contra la araña roja. Si estás pasando por una época especialmente calurosa o seca, puedes disolver en agua unas gotas de estos aceites esenciales y pulverizar la mezcla sobre las plantas.
0/5 (0 Reviews)