Saltar al contenido

¿Plagas en tu aguacate? Atento a estos consejos

El aguacate es una fruta de la que se obtienen numerosos beneficios: tiene un alto contenido en potasio, posee ácidos grasos beneficiosos par el corazón, es rico en fibra y reduce el colesterol y los triglicéridos.

Si además de conocerlos, te gusta su sabor, no es de extrañar que te estés planteando cultivar alguna planta de aguacate en tu huerto o como maceta en tu jardín.

Sin embargo, como toda planta, el aguacate también presenta la posibilidad de ser atacado por plagas, por lo que deberás estar prevenido y conocer los posibles riesgos que conlleva su cultivo.

Aquí encontrarás toda la información necesaria sobre este tema.

Árbol de aguacate
El aguacate es el fruto de un árbol originario de México que se cultiva en muchísimas zonas del mundo. Requiere temperaturas de unos 20ºC para su cultivo.

El cultivo del aguacate

Aguacate abierto
El aguacate es un alimento con numerosas propiedades nutricionales que se incorpora en las mejores dietas. De él también se obtiene aceite de aguacate, muy utilizado para fines cosméticos.

El fruto del aguacate tiene muchísimos usos. No solo es un excelente alimento con grandes propiedades y beneficios para la salud por su alto valor nutricional, sino que también se utiliza como ingrediente de algunos remedios naturales de belleza o incluso industriales, especialmente los que tienen que ver con tratamientos para la piel.

Asimismo, de este fruto se obtiene el aceite de aguacate, de uso alimentario y también cosmético. Para conocer el origen del aguacate, cuyo nombre científico es persea americana, tenemos que transportarnos a México.

Viene de la misma familia botánica que el laurel, y es un árbol perenne con flores y hojas. Hay diferentes variedades del árbol de aguacate.

Por ejemplo, los reed, los pinkerton, el criollo o el bacón. Si queremos que nos den fruto debemos cultivar al menos una pareja, ya que este árbol no es autopolinizante, por lo que necesitaremos un par para que se polinicen entre sí.

Plagas del aguacate

Como cualquier otra planta, el aguacate también puede sufrir plagas de insectos que afecten gravemente a su salud.

Generalmente, estas plagas suelen atacar en las primeras etapas de crecimiento del aguacate, al igual que la planta puede ser objeto de algunas enfermedades fungosas.

Conforme la planta va creciendo, las plagas van cogiendo fuerza y se convierten en un problema más grave; de ahí la importancia de estar siempre alerta y actuar en cuanto nos demos cuenta de que algo no va bien en nuestra planta.

Las plagas, como su propio nombre indica, se vuelven especialmente peligrosas cuando utilizan su facilidad y alta capacidad de reproducción de modo que llegan a ser tan numerosos que pueden producir daños muy graves.

Suelen alimentarse de los árboles (en este caso, de la planta del aguacate) o de sus diferentes componentes (la savia, las hojas, los tallos o incluso el fruto), provocando la debilitación de planta y fruto y evitando su normal desarrollo.

Por eso, es importante prevenir antes de su aparición y, en caso necesario, si finalmente llegan debemos estar preparados para saber cómo actuar.

Tipos de plagas

Aunque puede llegar a tener muchos tipos diferentes de insectos, las principales plagas del aguacate son las siguientes:

  • Las cochinillas son una especie que afecta a la salud del aguacate. Concretamente, las que más daños causan son los saissetia oleoe berna, quienes provocan unas infecciones especialmente en árboles viejos.
  • Los gusanos afectan también al fruto. Por ejemplo, el conocido como gusano de la harina supone una plaga bastante grave, o el gorgojo de semillas.
  • Los trips están presentes en la mayoría de las plantas de fruto. De hecho, en el caso del aguacate, son los insectos más comunes que pueden atacarlos. Se alimentan principalmente de las hojas y el follaje y causan bastante daño. Extraen el jugo tras perforar la epidermis de las hojas, ya que en su forma pequeña y alargada poseen perforadores que les sirven para alimentarse. Aunque son pequeños y muchas veces difíciles de observar, hay una de sus especies, el tetranychus mytilaspidis riley, tiene un tono rojizo brillante que hará que puedas detectarlo a pesar de su tamaño. A veces los trips son muy numerosos y provocan en las hojas un aspecto enfermo, de color marrón.
  • Los hongos, por otro lado, provocan ataques constantes contra las hojas del aguacate. Por ejemplo, la especie gloesporium afecta a la punta de la hoja y se va extendiendo paulatinamente hasta provocar su caída. En casos más graves, si consigue hacer que numerosas hojas se caigan, esto podría provocar la muerte de algunas ramas más débiles. Por eso hay que prestar atención a las plagas e intentar pillarlas en las primeras fases, puesto que si el fruto ya ha salido y aún es pequeño, las plagas podrían hacernos perder toda la cosecha.
  • El aguacate también sufre las plagas de algunas moscas u otros insectos alados. La mayoría provocan daños o roturas en las hojas de la planta. Un ejemplo es la mosca de la fruta del Mediterráneo.

 

Plagas en aguacates
Los aguacates pueden sufrir plagas de trips, gusanos, moscas y hongos, que provocan daños en frutos y hojas.

Prevención de plagas

Las plagas y enfermedades del aguacate tienen más probabilidades de aparecer cuando nuestra planta se encuentra en un estado débil o no tiene una salud completa y rebosante.

Por ejemplo, ante el exceso de agua por fuertes lluvias o riegos abundantes sin buen drenaje, es más que probable que aparezcan hongos. Lo mismo sucede con ciertas especies de las que hemos visto anteriormente, como la araña roja o los ácaros, los trips y por supuesto, los gusanos.

Por eso siempre decimos que la mejor manera de evitar y prevenir las plagas es tener una planta sana y cuidar mucho su desarrollo para que crezca con normalidad. Atiende a algunos consejos para potenciar su salud:

  • El clima que necesita el aguacate para su cultivo es aproximadamente unos 20º centígrados. Aunque se supone que aguanta temperaturas de hasta 10ºC, recuerda que es una planta mexicana acostumbrada a climas más bien cálidos, aunque tampoco en exceso.
  • La exposición al sol es fundamental, intenta plantarla o colocarla en un lugar que reciba constantemente la luz solar.
  • El mejor suelo para cultivar aguacate es aquel con pH neutro y con buen drenaje. Para mejorarlo, puedes incorporar humus de lombriz una vez al año o utilizar cola de caballo o decocciones de ortiga.
  • El riego que requiere es regular, ya que la sequía puede ocasionar la caída de las hojas. Sin embargo, el exceso de agua tampoco es bueno y puede llegar a provocar la caída del fruto, así que lo mejor es ajustar el riego a la cantidad que la planta te vaya pidiendo. Siempre antes de regarla comprueba que el suelo no está muy húmedo.
  • Recuerda podarlo para retirar las ramas estropeadas de vez en cuando.

Cómo eliminar las plagas del aguacate

Ahora que ya sabes qué tipos de insectos pueden formar plaga alrededor de tu planta o árbol de aguacate, es importante que también sepas cómo controlarlas y sobre todo, los diferentes productos que existen en el mercado como soluciones a las plagas.

Aquí encontrarás un resumen:

Cómo eliminar plagas de aguacate
Algunos remedios caseros contra las plagas son pulverizaciones de agua y jabón o infusión de ajo.
  • Algunos insectos, como los gusanos o las cochinillas son difíciles de eliminar con productos naturales. Por ello, se recomienda controlarlos mediante pulverizaciones con emulsiones de aceite que podemos encontrar en todas las tiendas de jardinería.
  • En el caso de los trips, son muy efectivos los riegos con soluciones de nicotina, así como una emulsión de seco de azufre y cal de azufre. En ambos casos son productos industriales que podemos encontrar en tiendas de fitosanitarios o jardinería.
  • Si la plaga de insectos que posees es aún inicial, prueba a retirar manualmente las hojas o los frutos que están afectados. De ese modo evitarás que se propague pero deberás centrarte en la prevención de plagas para alejar posibles recaídas.
  • Aunque hay pocos remedios naturales que funcionen contra la mayoría de las plagas, uno de los más sencillos es la pulverización de una mezcla de agua y jabón, de modo que no dañe a la planta pero sí a los insectos. Pulveriza la mezcla sobre las hojas afectadas y los frutos afectados.
  • Haz el paso anterior con una infusión de ajo casera. Hierve varias cabezas de ajo y utiliza el agua restante como insecticida natural. Aunque este remedio funciona especialmente contra el pulgón, puede funcionar con otros insectos.
0/5 (0 Reviews)